ARA Ediciones© S.L. - Byteberg™ // Terminos de Uso // CopyRight // Sala de prensa

Titulo Via de la Plata.72dpi

La Vía de la Plata es, estrictamente, la calzada romana XXIV, que unía Emerita Augusta (Mérida), la ciudad de residencia de los soldados romanos “jubilados”, con Asturica Augusta (Astorga), eje neurálgico de la fuerza romana en lucha contra cántabros, astures y galaicos. En época moderna se le ha añadido el tramo hasta Sevilla, y, a veces, en el otro extremo, el tramo hasta Gijón, que nunca figuraron en su trazado, aunque parece lógico que por ella pasaran productos de Gadir (Cádiz) y de Hispalis (Sevilla), porque no fue sólo un camino militar.

La cuestión de su nombre ha generado no pocas controversias, aunque la opinión más generalizada es que proviene del término árabe Al-Balat, que significa simplemente “camino empedrado”. A partir de ahí derivó a Balata, y luego a Plata. Las primeras noticias documentadas de esta denominación son de finales del siglo XV, en una carta de Cristóbal Colón a su hijo Diego, en la que la denomina escuetamente como “La Plata”, y en un texto del gramático Antonio de Nebrija, que, hablando de la famosa vía de la Lusitania añade “qui vulgo dicitur Argentea”.

Pero incluso el término “Camino empedrado” es inexacto, porque la calzada estuvo empedrada únicamente hasta Salamanca, siendo el resto tan sólo una ancha vía con suelo de tierra.

Posteriormente la utilizaron los árabes para sus penetraciones en tierras cristianas, sobre todo Almanzor, y los leoneses para conquistar las tierras extremeñas antes de unirse definitivamente a Castilla con Fernando III.

ESTRUCTURA

La guía consta de cinco volúmenes: Un Diario del Caminante y cuatro tramos de campo (Sevilla-Cáceres, Cáceres-Salamanca, Salamanca-Astorga y Astorga-Santiago).

IMG_1679.Ajustada.72dpi

Los tramos de campo:

– Llevan sólo el texto necesario para una lectura rápida sobre la marcha.

– Son de un tamaño adecuado para ser transportados en un bolsillo lateral del pantalón o en zona accesible de la mochila.

– Se han encuadernado para que su plena apertura sea más fácil y pueda mantenerse.

– Cada tramo/volumen puede ser recorrido entre 9 días el más corto y 13 el más largo.

Se han establecido los principios y finales de cada etapa no en los albergues, como es habitual, sino en puntos significativos que puedan servir de referencia tanto al que utiliza los albergues como al que prefiere otros alojamientos.

El Diario de un Caminante, en cambio, recoge descripciones detalladas, informaciones culturales, anécdotas y comentarios. Es el relato de toda la Vía, que lleva al final un apartado de consideraciones y preparativos previos al camino.

 

Vía de la Plata: 1000 kilómetros a pie
Via de la plata
Via de la plata
Tomo1
Tomo2
Tomo3
Tomo4
Tomo5